Vídeo de La alegría de la güerta en 2007

Estos días publicamos imágenes de cómo sonábamos en directo La alegría de la güerta, la banda con la que empecé a tocar en directo y en la que estuve toda una década como guitarra, voz y compositor y letrista de muchos de los temas. Éste es uno de ellos, recuperado de  varias cintas de vídeo (sí, sí, cintas), una de esas canciones que nunca pasaron por el estudio, y a la que tenía especial cariño. El origen de todo esto está en un libro que está escribiendo Chus García («El Beatle» para los/as leoneses/as), con reseñas de bandas en activo en los años 90 en León, que nos ha animado a poner orden a archivos de fotos, vídeos, carteles y recortes de prensa. Que en estos tiempos sigamos de pandemia y prácticamente no haya bolos también ha ayudado a sentarnos a ello.





Hoy la humanidad ha amanecido desierta,
la sociedad no está, no sabe o no contesta,
hasta la libertad fue encerrada en una palabra,
y los médicos recetan contra dolores del alma

Hoy para liberarnos levantamos castillos,
y en una guerra un niño también es el enemigo,
los libros se pudren tras bares y cajas tontas,
ya somos sólo datos, aún sólo somos sombras

Miramos a un cielo estrellado que no entendemos
hipotecando la vida para seguir viviendo,
las distancias largas cada vez más pequeñas
y las distancias cortas van tornándose inmensas

Y vives esperando asomado a la ventana
esperando un día que llegue con el alba
que cambie tu vida, una lámpara mágica,
un mensaje en una botella, una salida

Esperando el alba… que no llegará